Mauricio Macri faltó a su palabra, rompió una promesa, en resumen, mintió. A pesar de la evidencia de su falta de ética como Jefe de Estado, pero más principalmente, como sujeto, ha intentado disfrazar su abierta deshonestidad con la llegada de dos fallos antitéticos entre sí. Por tal cuestión ha decidido llevar el caso a la Suprema Corte para que dirima una (muy falsa) contradicción entre fueros. Esa fue su coartada y  su justificación frente a una bochornosa mentira, que habla por sí sola.

Fallo históricoimage

El fallo de la Dra. Gabriela Seijas, es histórico, sin lugar a dudas. Pero además, es un texto impecable, fundado,  argumentado hasta en su más mínimo detalle. Como refiere G. Arbello , es verdad que se puede sentir el espíritu liberal que surca cada renglón. Que una jueza, incluya en el fallo citas de Guiles Deleuze y Hanna Arendt, seguramente ha dejado en la sorpresa a más de uno entre aquellos que hicieron todos los esfuerzos por dar por tierra con este fallo.

No tengo ninguna preparación en derecho, y seguramente me confunda con tecnicismos y formalidades jurídicas, pero puedo dar fe (como cualquiera que se atreva a leerlo) que el fallo supera toda refutación, y que no cabe duda que es firme.

Aquello que yo rescato, y que puede aportar una muy sencilla lectura lo expongo a continuación:

· Pone en evidencia la completa competencia sobre la materia, por ser el caso perteneciente al fuero Contencioso-administrativo. Puesto que el amparo nace a partir de la imposibilidad que plantea el registro civil de celebrar el matrimonio.

· Contra la respuesta del gobierno de la ciudad, que considera que la vía aparo no es la apropiada, la jueza indica que es correcta la consideración, pero que ante la falta de otros mecanismos eficaces, se hace lugar al recurso.

· Explica que no poner en duda una norma del Código Civil por el solo hecho de haber sido sancionada por el Congreso, anularía el diálogo y la interrelación de los poderes, tal como la república está constituida. Además explica que, en ocasiones, los intereses de la mayoría incurre en el desconocimiento de las minorías, que no por ello son menos importantes, y que tal cuestión atenta contra el sistema democrático que la Nación adoptó.

· Reconoce que los códigos puestos en duda de constitucionalidad, impiden a Alex y José María a disfrutar de los derechos, de los cuales son titulares las parejas que acceden al matrimonio.

· Explica el derecho a la igualdad. Indica su presencia en la Constitución Nacional, en la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires y en Pactos Internacionales. Indica que la concepción  de igualdad ante la ley, se ha modificado en el transcurso del tiempo. Detalla que no se es igual en la medida de la ley, sino ante ella, y que esto exige respetar las singularidades. Explica el derecho a ser diferente. Incluye el Art. 11 de la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires, y cita el voto de Zaffaroni en el Congreso Constituyente de 1996 que dio lugar a tal artículo.

· Dando por sentado que la Constitución de la Ciudad garantiza el derecho a ser diferente no admitiendo discriminación por orientación sexual, se entiende que los artículos en cuestión excluyen a Alex y José María a gozar de los derechos que le corresponden, y que tal normativa (los artículos del Código Civil sobre los cuales se debate) “no superan examen de constitucionalidad”

· Hace un estudio de derecho comparado entre antiguas restricciones para contraer matrimonio, y la cuestión traída a juicio.

· Explica los cambios suscitados en la institución del matrimonio, desde la conformación de la República hasta nuestros días. Una verdadera clase de historia. De esta manera deja demostrado, que el matrimonio no es “natural” y que además es una institución que ha modificado paulatinamente su estructura. En este mismo sentido, reseña una serie de concepciones del matrimonio, y la necesidad de actualizar dicho concepto, sobre todo, a partir del caso en cuestión.

 

· Explica de manera impecable que las modificaciones sucedidas en el instituto del matrimonio han provocado reacciones adversas, pero que ello no ha devenido en una disolución de la familia, ni en la materialización de otras apocalípticas profecías enunciadas por quienes se manifestaban en contra de tales modificaciones.

· Cita el caso de la personería jurídica de la CHA, la cual fue rechazada por la Corte Suprema alegando un presunto futuro apocalíptico. Concluye diciendo, casi con sarcasmo, “y pasados unos años, no parece que nos hayamos acercado al umbral de la disolución social”

· Deja acreditado que Alex y José María se hallan impedidos de acceder a la categoría socialmente aprobada de “casados”, viéndose privados “activos valiosos”, tanto cuantitativos (en lo económico) como cualitativos (respeto social).

· Reconoce que los ciudadanos que no ejercen una sexualidad socialmente valorada (heterosexualidad), son victima de discriminación social y jurídica. Hace una comparativa realmente ilustrativa: menciona los países que penan la homosexualidad, aquellos donde el matrimonio de parejas del mismo sexo está contemplado y de aquellos donde se ha reglamentado la Unión Civil.

· Reconoce que las fobias sociales van más allá de la cuestión gay, y que ésta estructuralmente constituida de manera análoga al racismo. También expresa que la homofobia no fue superada. Incluye los epítetos peyorativos más comunes, y reconoce argumentaciones homofóbicas pronunciadas en el Congreso durante el debate de la ley 1.004 (Unión Civil)

· Aclara my lúcidamente que de lo que se trata es “de advertir el contrasentido de unos derechos que se predican como “universales”, pero que dejan a un a un grupo de personas excluido de su goce”

· Al finalizar, expresa que no encuentra ilícito en el actuar del Gobierno de la Ciudad, pero indica que la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires contempla, en torno a la igualdad, el deber de suprimir los obstáculos para alcanzar dicha igualdad, y es evidente, que eso incluye los obstáculos jurídicos.

Impecable. No cabe duda que es una jueza “ilustrada” (valga el anacronismo) en la materia.

 

Vergüenza debería darte…

 

El otro fallo en cuestión es el de la Jueza Marta Gómez Alsina, y es el que libra la medida cautelar para suspender la  celebración del matrimonio. Un fallo, que como dice xxxx, parece traído de los pelos, que carece de toda justificación.

  • imageAsume que la Dra. Seijas no es competente, por pertenecer al fuero en lo Contencioso Administrativo (cosa que ya estaba aclarada en el primer fallo) y asume para sí la competencia por pertenecer a un juzgado nacional del fuero Familia.
  • Supone que se viola el derecho sustancial del matrimonio. Y alega que uno de los componentes del matrimonio, supone la existencia de “un hombre y una mujer”. Quienes presentan el amparo, dicen querer defender la institución fundamental del matrimonio. Eso quedo aclarado en el fallo de la jueza Seijas, de que no hay nada que defender, porque nadie está atacando nada, y mucho menos atentando contra dicha institución.
  • Y no hay más fundamentos….

 

Diego Goldman, en su blog, sostuvo que “no se explican los motivos por los cuales la jueza decide apartarse del principio de que no son revisables las sentencias pasadas en autoridad de cosa juzgada: se limita a invocar el instituto de la "cosa juzgada írrita" sin explicar cuales serían los graves defectos de la sentencia de la jueza en lo Contencioso administrativo que tornarían aplicable ese remedio procesal. El argumento de que la resolución nulificada se aparta del expreso texto del Código Civil es ridícula, puesto que precisamente declara la inconstitucionalidad de sus artículos aplicables al caso: con ese criterio ninguna inconstitucionalidad podría ser declarada, porque ello siempre implica desconocer abiertamente el texto de la norma en crisis.” En este blog, pueden encontrarse todos los tecnicismos que explican lo poco fundado del fallo de Alsina.

Y claro, también comparto la sorpresa por la “celeridad jurídica” con la que salió el fallo, dejando entrever lo dudoso de la imparcialidad de esta magistrada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s