Mientras en Argentina Mauricio Macri desconoce su palabra y una jueza image saca mágicamente de la galera una medida cautelar para impedir el primer matrimonio entre personas del mismo sexo, en España, la justicia parece funcionar de manera diferente. Tal vez no. Tal vez sí….

El juez Fernando Ferrín Calamita, fue condenado a pagar una indemnización de

€6.600 por haberse comprobado el delito de prevaricato, más puntualmente por un delito de retardo malicioso en la administración de Justicia con la agravante de desprecio de la orientación sexual. (mas info en AG Magazine)

Esto fue a raíz de la presentación que hizo una pareja de lesbianas para que permitieran a la madre no-biológica la adopción de la hija que, de hecho, ya era de ambas.

Mientras tanto, en Argentina

Los legisladores hablan entre pasillos, pero hacen muy poco desde sus bancas (no todos, claro). Macri y su gobierno “pro”, no son más que una mentira y una vergüenza. La Presidencia no emite ni un suspiro sobre el tema. La justicia, que primeramente tuvo un fallo histórico e impecable, logró acallar esta conquista con una medida inventada, sin pies ni cabeza. La Corte Suprema promete pronunciarse sobre el tema de fondo, pero hace más de dos años que tiene la causa de María Rachid y Claudia Castro, y todavía están debatiendo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s