Archivos para enero, 2010

Una de cal y una de arena. México, que ha legalizado el matrimonio entre personas del mismo sexo en su Distrito Federal, comienza a ser escenario de bochornosas ofensivas por parte de la Iglesia Católica.

Hay cosas que lamentablemente no cambian con los años. Si entraron a punta de espada en todos los confines de Occidente hace 2.000 años para someter a la humanidad a su dudoso dogma, no van a bajar los brazos justo ahora ¿verdad?

La Iglesia Católica se desmorona por todos los costados. Lleva más de medio siglo perdiendo la sangre que en un momento supo llevarla a la gloria: sus fieles. Se ha tornado una vieja Institución. Es como una vieja gorda, con ruleros, a la que nadie escucha, de la que pocos se acuerdan. Se ha transformado en la institución, que autoproclamándose vocera de Dios, no puede salir de su oscura corrupción, degeneración, y criminalidad.

Luego de las declaraciones del Monseñor Javier Lozano Barragán, con la condena de no entrar al Reino de los Cielos, que provocó algunos que otros revuelos, la Iglesia Católica de México vuelve a dar que hablar.

En esta ocasión, nos deleitan con una columna en el semanario “Desde la Fe” publicado por la Santísima Arquidiocesis de México, donde se exponen muy serias razones para estar en contra de la adopción de niños por parte de parejas homosexuales. Así, Dos Manzanas publica citando el artículo:

“por bien intencionados que fueran unos ‘papás’ homosexuales, su solo estilo de vida afectará de muchas maneras al niño. Si dice: ‘de grande quiero ser como mi papá’, ¿a qué se referirá?, ¿a usar falda, maquillarse, invitar a otros hombres a dormir con él? (…) Por otra parte, no se puede dejar de mencionar la grave posibilidad de que una pareja de homosexuales desee adoptar niños con el perverso propósito de usarlos para pornografía infantil, abuso sexual, prostitución, etcétera”.

 

La Iglesia Católica insiste en que los homosexuales tienen una naturaleza perversa, enfermiza, inmoral…. como si sus clérigos no habrán abusado niños, o no han estado involucrados en delitos de pornografía infantil. Y luego pretenden deshacerse de la responsabilidad criminal que les compete pidiendo disculpas públicas por esos crímenes a los que han avalado con prácticas, discursos y silencios inteligentemente callados.

Pero eso no lo es todo. Para continuar con el carnaval de vergüenza homofóbica de la cual son caravana, anteponiendo dogmas, que más allá de todo, son muy respetables, pero que no deben interferir en el debate público, sino que deben guardarse de la puerta de la Iglesia para adentro, el Arzobispo de México Norverto Rivera Carrera, ha publicado el 21 de diciembre un comunicado, donde manifiesta el pesar que siente la Iglesia con la aprobación de la ley. (leer). No deja de sorprender, como se amparan en supuestas “leyes naturales” que no constituyen más que una ficción. Y hasta es vergonzoso como hablan de “continuidad de la especie” y “realidades científicas”, cuando han sido los primeros en vaticinar el apocalipsis cuando Darwin publicó su teoría.

Argumentos con olor a naftalina, eso es lo que esgrimen. Una moral de cartón, que levantan como santa bandera, cuando su propio Vaticano está manchado de crimen, mientras su propia Iglesia no deja de ser una fábrica de pedófilos y violadores, que intentan tapar con sotanas negras, como el mismo pasado que los condena.

Conductas políticas hay de todo tipo. En este país, suele abundar comportamientos políticos poco éticos y alejados de la idea de “poder soberano” que constituye el concepto occidental de democracia. Actos de corrupción, políticos enredados en sucios crímenes, son moneda corriente. Sin embargo, no debe sorprendernos la emergencia de figuras políticas con aires de progresismo y ganas de cambiar las cosas.

Así, el papel de las mujeres en el primer plano de los Estados Americanos, parece estar emergiendo como rasgo del nuevo siglo, y de un nuevo modo de pensar la participación, la ciudadanía, y el demos, constituido por un “todos” real, y no ficcionario. Empero, no todas las mujeres de la política latinoamericana brillan en el firmamento del escenario de este lado del mundo. Más allá de simpatías o antipatías con unas o con otras, el papel de las mujeres en el escenario político es punta de lanza para la integración de la diversidad en el ámbito político.

Enoé Uranga

Así, una mujer tenaz en sus alocuciones, y hasta atrevida en sus discursos, rompe con los esquemas más hetero-tradiocionales de la política. Enoé Uranga es diputada mexicana, lesbiana, y parece no tiene mucho para callarse. En países como la Argentina, donde la Iglesia Católica suele hacer comentarios tendientes a pormenorizar los debates políticos y a reducirlos a cuestiones de moral cristiana, no solemos presenciar este tipo de discurso tendiente a señalar el lugar que el Clero debe ocupar: al margen de las cuestiones legislativas.

A raíz de las declaraciones del cardenal Javier Lozano Barragán a principios de Diciembre del pasado año, donde con temeroso tono apocalíptico reveló que “homosexuales y transexuales no irán al Reino de los Cielos”, la diputada mexicana, propuso en sesiones, que el Poder Ejecutivo solicitara al clero católico, que se disculpara por los agravios salidos de la boca del cardenal.

El discurso no tiene desperdicio. Incluye la palabra multiorgasmo, altamente nociva para el pudor de cualquier purpurado. Con ustedes, el video:

Fabiana Ríos

Mientras tanto, en la provincia de Tierra del Fuego, como contamos en este post, se celebró el primer matrimonio entre personas del mismo sexo en Argentina. Este gran logro que se constituye como precedente para alcanzar una garantía legal, se hizo realidad gracias a la gobernadora Fabiana Rios.

Desde el 28 del Diciembre, que se realizó el matrimonio, no ha dejado de recibir todo tipo de acusaciones y promesas de juicio político por parte de los sectores más conservadores del país, que al enterarse de que el matrimonio estaba consumado y nada podían hacer para dar marcha atrás e impedirlo, embistieron contra la gobernadora y casi piden ver rodar su cabeza por el cadalso. Sin embargo no obviaron planificar que podría darse por inválido el matrimonio, secuestrando la libreta que posee la pareja y certifica la unión…. Una verdadera cacería de brujas.

Finalmente, el 2009 finaliza con el primer matrimonio entre dos personas del mismo sexo celebrado en Argentina. Lo cual no es un tema menor. en efecto, es el paso más representativo en la lucha por los derechos para todas y para todos que lleva varios años de transcurrir, llegando a este fin de año con la verdadera materialización del primer matrimonio.

No sólo Alejandro y José María son los que han puesto sus rostros para alcanzar estos derechos, munchos otros y otras, se encuentran en el mismo camino por los derechos, sobre todo, desde la Federación Argentina de Gays, Bisexuales y Trans.

Por supuesto, los sectores mas reacios a esta lucha por los derechos ya han mostrado públicamente su desagrado, y no ha de asombrarnos que sean siempre los mismos. El 2010 será el año que promete al fin que una Ley nos incluya a todos y a todas,  llegue a concretarse, pero también será motivo de las reacciones más adversas, sobre todo por parte de sectores religiosos, que son, históricamente, aquellos que con morales de cartón, pretenden coaccionar los derechos, en nombre de “leyes naturales” o “mandatos divinos”.

Por otro lado, la esperanza por el logro de la Ley de Matrimonio se redobla: con el matrimonio celebrado en Ushuaia el 28 de diciembre, que por más nulidad por la que rueguen los sectores conservadores, se abre el debate y ya no quedan excusas para evadir el tema. La Suprema Corte ya prometió dar a conocer el fallo que espera sentencia, y los legisladores, o al menos la mayoría de ellos, afirmaron que este año tratarían el tema.

Sin lugar a dudas, será el 2010 el año que traiga los derechos tan anhelados, a pesar de todas las reacciones adversas, que muchas veces rozan la incoherencia. Por un 2010 con Derechos, y sin discriminación.

Por un 2010 con Derechos con los mismo nombres

¡salud!