Archivos de la categoría ‘Editorial’

En Estados Unidos, está institucionalizada la lucha contra la homofobia. Muchos programas de integración forman parte del curriculum escolar, como la gay-straight alliance, entre otros. Sin embargo, no dejan de conmover los reiterados suicidios de adolescentes, que deciden acabar con su propia vida a causa del acoso o bullyng sufrido en la escuela. En el último mes, tres adolescentes se quitaron la vida: Justin Aaberg, de Minesota, Billy Lucas de Indiana; ambos con 15 años de edad, y recientemente Seth Walsh de 13 años en California.

La situación realmente asusta. Se trata de un país que supuestamente ha avanzado en términos de derecho aunque de manera un poco desigual entre los Estados, pero en todos hay garantías contra la discriminación. De hecho, hay programas escolares que apuntan a neutralizar la homofobia. Pero a las claras, o no son suficientes, o existen realidades que no son advertidas.

Un informe de la GLSEN (Gay, Lesbian and Straight Education Network) realizado en escuelas del país revela datos que son alarmantes teniendo en cuenta los programas que se desarrollan, que evidentemente, no tienen un grado de efectividad notorio. La GLSEN considera que si bien hay un pequeño avance entre 2007 y 2009, no es satisfactorio.

  • 84.6% de los estudiantes LGTB son victimas de violencia verbal.
  • 40.1% de los estudiantes LGTB han sufrido acosos físicos.
  • 18.8% de los estudiantes LGTB recibieron ataques físicos.

La homofobia sigue siendo un grave problema anidada en el núcleo social. Los avances en Derechos para la Comunidad LGTB es un puto de partida, pero para nada soluciona el problema. La homofobia parece formar parte intrínseca de la tradición social y reforzada día a día por la ignorancia y la desinformación. En efecto, culturalmente, el camino hacia la integración no parece coincidir con el avance de los derechos. La homofobia es, claramente, una enfermedad. Y cuando ataca, muchas veces, es de forma letal.

En los medios de comunicación importantes, este tipo de noticias pasa desaapercibido. Sin embargo, Honduras sigue cometiendo asesinatos a personas LGTB. Si no horrorizamos con las condenas de Irán, el caso de Honduras no es menor. Las persecuciones son en mayoría por motivos políticos en el contexto de un gobierno que se presume “democrático”. Las chicas trans son el blanco de las agresiones, sobre todo por parte de las fuerzas de seguridad.

Hoy una nueva muerte salpica con sangre a este país. Wilmer García Alvarado, quién era miembro del Frente de Resistencia Popular, pero además se destacaba por su militancia LGTB, fue encontrado asesinado en su domicilio.

Hasta diciembre de 2009, se cometieron unos 16 asesinatos a personas LGTB, en su mayoría chicas trans. Los asesinatos más llamativos fueron los del activista Walter Tróchez, y la de un testigo en un juicio sobre el asesinato de una chica trans en manos de la policía.

Honduras, no garantiza ningún derecho a las personas LGTB que todos los días viven una realidad al menos amenazante. En efecto, en el III Encuentro de Diversidad Sexual de Centroamercia, realizado días atrás en San José de Costa Rica (donde estuvo presente María Rachid), se incorporó a la declaración del encuentro, una clausula ratificando el particular pedido al gobierno hondureño para que garantize derechos a la población LGTB:

7. Reafirmando la declaración del II Encuentro Centroamericano de la Diversidad Sexual, realizado en Managua-2009; donde se condenó al Estado de Honduras, por las múltiples violaciones a los DDHH de la comunidad LGTTBI; se ratifica esa condena, ya que, persisten estas violaciones y el nuevo gobierno no ha puesto un alto a ninguna de las manifestaciones homo-lesbo.bi-transfóbicos y femicidios, siendo este participe del continuismo del golpe de estado

Jauregui tiene su plaza

Publicado: 23 septiembre 2010 en Editorial
Etiquetas:, , , ,

Finalmente, se inauguró la plaza Carlos Jauregui, según la propuesta de Diana Maffia.

Carlos Jauregui, fue el primer dirigente de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA) y por ende uno de los primeros militantes que le puso el cuerpo y el rostro a la reivindicación de derechos. Y lo hizo en una época donde todavía ser homosexual correspondía ser un residuo marginal de la sociedad.

Fue su estadía en Francia donde completó sus estudios lo que le dio esa mirada diferente del tema, lo que le permitió entender que había derechos, y que esos derechos tenían que conquistarse, y eso fue lo que transmitió al regresar al país en los ´80.

Para la inauguración de la plaza estuvieron presentes la diputada Diana Maffia, dirigentes de la CHA y jóvenes de la comunidad LGTB.

Conductas políticas hay de todo tipo. En este país, suele abundar comportamientos políticos poco éticos y alejados de la idea de “poder soberano” que constituye el concepto occidental de democracia. Actos de corrupción, políticos enredados en sucios crímenes, son moneda corriente. Sin embargo, no debe sorprendernos la emergencia de figuras políticas con aires de progresismo y ganas de cambiar las cosas.

Así, el papel de las mujeres en el primer plano de los Estados Americanos, parece estar emergiendo como rasgo del nuevo siglo, y de un nuevo modo de pensar la participación, la ciudadanía, y el demos, constituido por un “todos” real, y no ficcionario. Empero, no todas las mujeres de la política latinoamericana brillan en el firmamento del escenario de este lado del mundo. Más allá de simpatías o antipatías con unas o con otras, el papel de las mujeres en el escenario político es punta de lanza para la integración de la diversidad en el ámbito político.

Enoé Uranga

Así, una mujer tenaz en sus alocuciones, y hasta atrevida en sus discursos, rompe con los esquemas más hetero-tradiocionales de la política. Enoé Uranga es diputada mexicana, lesbiana, y parece no tiene mucho para callarse. En países como la Argentina, donde la Iglesia Católica suele hacer comentarios tendientes a pormenorizar los debates políticos y a reducirlos a cuestiones de moral cristiana, no solemos presenciar este tipo de discurso tendiente a señalar el lugar que el Clero debe ocupar: al margen de las cuestiones legislativas.

A raíz de las declaraciones del cardenal Javier Lozano Barragán a principios de Diciembre del pasado año, donde con temeroso tono apocalíptico reveló que “homosexuales y transexuales no irán al Reino de los Cielos”, la diputada mexicana, propuso en sesiones, que el Poder Ejecutivo solicitara al clero católico, que se disculpara por los agravios salidos de la boca del cardenal.

El discurso no tiene desperdicio. Incluye la palabra multiorgasmo, altamente nociva para el pudor de cualquier purpurado. Con ustedes, el video:

Fabiana Ríos

Mientras tanto, en la provincia de Tierra del Fuego, como contamos en este post, se celebró el primer matrimonio entre personas del mismo sexo en Argentina. Este gran logro que se constituye como precedente para alcanzar una garantía legal, se hizo realidad gracias a la gobernadora Fabiana Rios.

Desde el 28 del Diciembre, que se realizó el matrimonio, no ha dejado de recibir todo tipo de acusaciones y promesas de juicio político por parte de los sectores más conservadores del país, que al enterarse de que el matrimonio estaba consumado y nada podían hacer para dar marcha atrás e impedirlo, embistieron contra la gobernadora y casi piden ver rodar su cabeza por el cadalso. Sin embargo no obviaron planificar que podría darse por inválido el matrimonio, secuestrando la libreta que posee la pareja y certifica la unión…. Una verdadera cacería de brujas.

Finalmente, el 2009 finaliza con el primer matrimonio entre dos personas del mismo sexo celebrado en Argentina. Lo cual no es un tema menor. en efecto, es el paso más representativo en la lucha por los derechos para todas y para todos que lleva varios años de transcurrir, llegando a este fin de año con la verdadera materialización del primer matrimonio.

No sólo Alejandro y José María son los que han puesto sus rostros para alcanzar estos derechos, munchos otros y otras, se encuentran en el mismo camino por los derechos, sobre todo, desde la Federación Argentina de Gays, Bisexuales y Trans.

Por supuesto, los sectores mas reacios a esta lucha por los derechos ya han mostrado públicamente su desagrado, y no ha de asombrarnos que sean siempre los mismos. El 2010 será el año que promete al fin que una Ley nos incluya a todos y a todas,  llegue a concretarse, pero también será motivo de las reacciones más adversas, sobre todo por parte de sectores religiosos, que son, históricamente, aquellos que con morales de cartón, pretenden coaccionar los derechos, en nombre de “leyes naturales” o “mandatos divinos”.

Por otro lado, la esperanza por el logro de la Ley de Matrimonio se redobla: con el matrimonio celebrado en Ushuaia el 28 de diciembre, que por más nulidad por la que rueguen los sectores conservadores, se abre el debate y ya no quedan excusas para evadir el tema. La Suprema Corte ya prometió dar a conocer el fallo que espera sentencia, y los legisladores, o al menos la mayoría de ellos, afirmaron que este año tratarían el tema.

Sin lugar a dudas, será el 2010 el año que traiga los derechos tan anhelados, a pesar de todas las reacciones adversas, que muchas veces rozan la incoherencia. Por un 2010 con Derechos, y sin discriminación.

Por un 2010 con Derechos con los mismo nombres

¡salud!

Finalmente, aquellas cuestiones que antes parecían difusas empiezan a aclararse de a poco. En efecto, la decisión del Jefe de Gobierno porteño Mauricio Macri de no celebrar el matrimonio de Alejandro Freyre y José María di Bello, no es más que la verdadera cara conservadora de un político que entre medio de todos los escándalos que lo rodean pretende simular ser un liberal, sonriendo con una mueca casi esforzada ante la cámara amateur que lo filma para su propia fanpage de Facebook.

La estrategia para “salir” del compromiso que había asumido al no apelar elimage fallo de la jueza Seijas, fue facilitada por una situación casi bochornosa y sin sentido. Si bien la mayoría de los medios capitalinos se adhirieron a la explicación del gobierno porteño aduciendo “fallos contrapuestos”, no hubo por parte de Mauricio Macri un solo ápice de coherencia y sentido común al encontrarse ante una sentencia firme, más una medida cautelar que le ratificaba que el matrimonio debía realizarse. El gobierno de la ciudad, quiso llevar el tema ante la Corte Suprema, quienes desestimaron la presentación.

Días pasados, Carmen Argibay, integrante de la Corte Suprema de Justicia de la Nación en dialogo con Magdalena Ruiz Giñazú, puntualizó sobre el tema: dejo en claro que “no hay conflicto de poderes” y que la presentación fue desestimada por estar mal planteada. También reconoció que la sentencia que autorizaba el matrimonio se encontraba firme y que jurídicamente era el Registro Civil quien debía acatar la orden de la jueza Seijas, aunque la orden en última instancia, emanara de Macri.

El Modus Operandis PRO

Finalmente, nada parece sorprendernos. Si años atrás en una entrevista a Página/12, Macri contemplaba la homosexualidad como una enfermedad, una cosa “anormal”, no nos es de extrañar que a último momento se arrepienta de ser tan liberal. Entro todos los escándalos de diverso tenor que está protagonizando en su breve gobierno, el tema de su promesa incumplida, parece resultar un tema menor. Ya Gabriela Michetti, acutó de una manera muy parecida cuando dijo que “en realidad” entiende que el matrimonio entre personas del mismo sexo es la “unión civil ampliada”.

En definitiva: cuando no es por fallos contrapuestos o “diferencias conceptuales”, de una u otra manera buscan una excusa, que les venga como anillo al dedo

Todos aquellos que no somos hetero-normales, estamos viviendo un momento tanto histórico como importante. Y no es importante sólo para los que formamos (activamente o no) la comunidad GLTTB, sino para todos los ciudadanos que conformamos esta sociedad, la cual está a un paso de convertirse en una sociedad más integrada, justa e igualitaria.

El tratamiento del proyecto de reforma del Código Civil, y el reciente fallo de la jueza Gabriela Seijas, son cuestiones que han puesto sobre la mesa el reconocimiento de los que siendo diferentes, estaban por fuera de ley y desprotegidos por el Estado. Estos dos momentos, sumado a que la pareja formada por los activistas Alex Freyre y José María Di Bello ya poseen fecha para celebrar su matrimonio, son la perfecta muestra, que esta sociedad está en el momento oportuno para dar un paso adelante.

Sin embargo, no todos tienen ganas de una sociedad plural e integrada. Por el contrario, grupos conservadores, y la mayoría relacionados con la Iglesia Católica, se han mostrado en contra del fallo de la jueza Seijas, y han intentado revertir la situación. La Asociación de Abogado Católicos y el Colegio de Abogados presentaron recurso de amparo, mientras que el penalista Pedro Andereggen presentó un pedido de nulidad para frenar la medida.

No se trata de un capricho, ni de un reclamo absurdo. Es el la lucha por el reconocimiento como ciudadanos, como parte de esta sociedad, como actores sociales que hoy por hoy, estamos por fuera de la ley, no por criminales, sino porque la ley no nos integra, y el Estado nos deja al margen. Las críticas al fallo de la jueza Seijas podrán ocupar cientos de hojas, las observaciones técnico-jurídicas que se le puedan observar hasta podrán ser válidas, pero hay algo que es innegable, y a la vez, inadmisible dentro de una sociedad igualitaria: es la inconstitucionalidad en la que está incurriendo el Estado que no reconoce los derechos de sus propios ciudadanos.

Mientras que abogados conservadores hacen lo imposible para que no se produzca el legítimo matrimonio entre dos personas del mismo sexo el próximo 1ero de Diciembre, la Iglesia introdujo un poco de presión entre los legisladores. Prueba de esto último es el reprochable comportamiento de varios legisladores que no dieron quórum en la última reunión de las Comisiones que discutían el Proyecto de Ley. Sobre este penoso y muy criticable suceso, recomiendo que lean esta nota que el periodista José Luis Jacobo de Mar del Plata, mantuvo con el periodista Bruno Bimbi quién lleva una cobertura excelente y muy precisa de este tema.

 

Camino a la Igualdad

Publicado: 25 noviembre 2009 en Editorial

Por Nano

A pesar de haber entrado casi hace una década al tercer milenio de nuestra era, las legislaciones de países como el nuestro parecen permanecer inmutables, y así, dejar cientos de miles de ciudadanos al margen de los derechos. Pensar que algo tan básico pero a la vez tan valioso y necesario como la igualdad ante la ley, que a la vez es un derecho constitucional, parecía quedar inadvertida por el Estado, y así continuar desterrando a ciudadanos y ciudadanas de los derechos que constitucionalmente nos pertenecen.

La llegada a la Cámara de Diputados del proyecto de ley de reforma del código civil para reconocer el derecho a las parejas del mismo sexo a contraer matrimonio, es un gran paso y una gran conquista de aquellos y aquellas que se han esforzado y han luchado por la conquista de derechos negados por el propio Estado.

Y esto no es todo. La sentencia de la jueza Gabriela Seijas que ha declarado como inconstitucional la negativa a otorgar turno para contraer matrimonio a los jóvenes activistas Alex Freyre y José María Di Bello, que ha causado tanto revuelo entre los sectores más conservadores, se suma al debate y sienta precedente de otras causas similares que esperan sentencia. El fallo, que además de completo es jurídicamente impecable y más que fundado, lo pueden ver en el blog del periodista Bruno Bimbi-

Pero no se trata únicamente de la conquista de derechos para la comunidad GLLTB. En mi opinión esto trasciende al colectivo GLLTB, y va más allá. Esto consitutye un paso más hacia una sociedad igualitaria, completa, integrada. La ley abre un camino, que aunque difícil, será el camino de la igualdad. El camino del reconocimiento de personas que hasta hoy viven fuera de la ley, de una ley que los ignora, y de un Estado que no los protege. Porque el no reconocimiento de la ley, no significa su inexistencia. Las parejas homosexuales existen, como existen las familias homoparentales aunque no haya ley que los ampare, ni Estado que los proteja, ni Registro Civil que acredite el vínculo.

El promulgar la nueva ley de matrimonio, no nos convertirá en un país del primer mundo, no resolverá los actuales problemas sociales que hoy se viven en cada rincón del país; pero de lo que podemos estar seguros, que, como país, estamos dando un paso más en la construcción de una sociedad más igualitaria, más justa, y de un Estado capaz de incluir dentro de sus leyes, a todos aquellos, que desde hace tiempo, había dejado a un costado.