Posts etiquetados ‘gay’

En Estados Unidos, está institucionalizada la lucha contra la homofobia. Muchos programas de integración forman parte del curriculum escolar, como la gay-straight alliance, entre otros. Sin embargo, no dejan de conmover los reiterados suicidios de adolescentes, que deciden acabar con su propia vida a causa del acoso o bullyng sufrido en la escuela. En el último mes, tres adolescentes se quitaron la vida: Justin Aaberg, de Minesota, Billy Lucas de Indiana; ambos con 15 años de edad, y recientemente Seth Walsh de 13 años en California.

La situación realmente asusta. Se trata de un país que supuestamente ha avanzado en términos de derecho aunque de manera un poco desigual entre los Estados, pero en todos hay garantías contra la discriminación. De hecho, hay programas escolares que apuntan a neutralizar la homofobia. Pero a las claras, o no son suficientes, o existen realidades que no son advertidas.

Un informe de la GLSEN (Gay, Lesbian and Straight Education Network) realizado en escuelas del país revela datos que son alarmantes teniendo en cuenta los programas que se desarrollan, que evidentemente, no tienen un grado de efectividad notorio. La GLSEN considera que si bien hay un pequeño avance entre 2007 y 2009, no es satisfactorio.

  • 84.6% de los estudiantes LGTB son victimas de violencia verbal.
  • 40.1% de los estudiantes LGTB han sufrido acosos físicos.
  • 18.8% de los estudiantes LGTB recibieron ataques físicos.

La homofobia sigue siendo un grave problema anidada en el núcleo social. Los avances en Derechos para la Comunidad LGTB es un puto de partida, pero para nada soluciona el problema. La homofobia parece formar parte intrínseca de la tradición social y reforzada día a día por la ignorancia y la desinformación. En efecto, culturalmente, el camino hacia la integración no parece coincidir con el avance de los derechos. La homofobia es, claramente, una enfermedad. Y cuando ataca, muchas veces, es de forma letal.

Los dinosaurios no existen sólo en Argentina, donde hace años realizan almuerzos frente a las cámaras de televisión. La noticia llega desde Italia, donde el Subsecretario de Estado de Berlusconi, Carlos Givanardi, ha vomitado una pedantería que lo hace digno de sentarse a la mesa con La Señora de los Almuerzos. Dicho sujeto, que notoriamente parece padecer una ausencia total de sentido crítico, ha expuesto su opinión sobre la adopción por parte de parejas del mismo sexo: apelando a la “ley natural” y a los “valores católicos”, dijo que imponer a los niños dos padres del mismo sexo, configura claramente “violencia psicológica”, y que favorece notoriamente el “tráfico de niños”. Sí, es real. Lo dijo.

Las declaraciones retrógradas de este mamotreto fueron repudiadas por parte del Partido Democrático por un lado, mientras que la ONG ARCIGAY ya ha presentado la correspondiente denuncia solicitando la dimisión de este señor un poco ignorante.

Vía Dos Manzanas

Una de cal y una de arena. México, que ha legalizado el matrimonio entre personas del mismo sexo en su Distrito Federal, comienza a ser escenario de bochornosas ofensivas por parte de la Iglesia Católica.

Hay cosas que lamentablemente no cambian con los años. Si entraron a punta de espada en todos los confines de Occidente hace 2.000 años para someter a la humanidad a su dudoso dogma, no van a bajar los brazos justo ahora ¿verdad?

La Iglesia Católica se desmorona por todos los costados. Lleva más de medio siglo perdiendo la sangre que en un momento supo llevarla a la gloria: sus fieles. Se ha tornado una vieja Institución. Es como una vieja gorda, con ruleros, a la que nadie escucha, de la que pocos se acuerdan. Se ha transformado en la institución, que autoproclamándose vocera de Dios, no puede salir de su oscura corrupción, degeneración, y criminalidad.

Luego de las declaraciones del Monseñor Javier Lozano Barragán, con la condena de no entrar al Reino de los Cielos, que provocó algunos que otros revuelos, la Iglesia Católica de México vuelve a dar que hablar.

En esta ocasión, nos deleitan con una columna en el semanario “Desde la Fe” publicado por la Santísima Arquidiocesis de México, donde se exponen muy serias razones para estar en contra de la adopción de niños por parte de parejas homosexuales. Así, Dos Manzanas publica citando el artículo:

“por bien intencionados que fueran unos ‘papás’ homosexuales, su solo estilo de vida afectará de muchas maneras al niño. Si dice: ‘de grande quiero ser como mi papá’, ¿a qué se referirá?, ¿a usar falda, maquillarse, invitar a otros hombres a dormir con él? (…) Por otra parte, no se puede dejar de mencionar la grave posibilidad de que una pareja de homosexuales desee adoptar niños con el perverso propósito de usarlos para pornografía infantil, abuso sexual, prostitución, etcétera”.

 

La Iglesia Católica insiste en que los homosexuales tienen una naturaleza perversa, enfermiza, inmoral…. como si sus clérigos no habrán abusado niños, o no han estado involucrados en delitos de pornografía infantil. Y luego pretenden deshacerse de la responsabilidad criminal que les compete pidiendo disculpas públicas por esos crímenes a los que han avalado con prácticas, discursos y silencios inteligentemente callados.

Pero eso no lo es todo. Para continuar con el carnaval de vergüenza homofóbica de la cual son caravana, anteponiendo dogmas, que más allá de todo, son muy respetables, pero que no deben interferir en el debate público, sino que deben guardarse de la puerta de la Iglesia para adentro, el Arzobispo de México Norverto Rivera Carrera, ha publicado el 21 de diciembre un comunicado, donde manifiesta el pesar que siente la Iglesia con la aprobación de la ley. (leer). No deja de sorprender, como se amparan en supuestas “leyes naturales” que no constituyen más que una ficción. Y hasta es vergonzoso como hablan de “continuidad de la especie” y “realidades científicas”, cuando han sido los primeros en vaticinar el apocalipsis cuando Darwin publicó su teoría.

Argumentos con olor a naftalina, eso es lo que esgrimen. Una moral de cartón, que levantan como santa bandera, cuando su propio Vaticano está manchado de crimen, mientras su propia Iglesia no deja de ser una fábrica de pedófilos y violadores, que intentan tapar con sotanas negras, como el mismo pasado que los condena.

Finalmente, el 2009 finaliza con el primer matrimonio entre dos personas del mismo sexo celebrado en Argentina. Lo cual no es un tema menor. en efecto, es el paso más representativo en la lucha por los derechos para todas y para todos que lleva varios años de transcurrir, llegando a este fin de año con la verdadera materialización del primer matrimonio.

No sólo Alejandro y José María son los que han puesto sus rostros para alcanzar estos derechos, munchos otros y otras, se encuentran en el mismo camino por los derechos, sobre todo, desde la Federación Argentina de Gays, Bisexuales y Trans.

Por supuesto, los sectores mas reacios a esta lucha por los derechos ya han mostrado públicamente su desagrado, y no ha de asombrarnos que sean siempre los mismos. El 2010 será el año que promete al fin que una Ley nos incluya a todos y a todas,  llegue a concretarse, pero también será motivo de las reacciones más adversas, sobre todo por parte de sectores religiosos, que son, históricamente, aquellos que con morales de cartón, pretenden coaccionar los derechos, en nombre de “leyes naturales” o “mandatos divinos”.

Por otro lado, la esperanza por el logro de la Ley de Matrimonio se redobla: con el matrimonio celebrado en Ushuaia el 28 de diciembre, que por más nulidad por la que rueguen los sectores conservadores, se abre el debate y ya no quedan excusas para evadir el tema. La Suprema Corte ya prometió dar a conocer el fallo que espera sentencia, y los legisladores, o al menos la mayoría de ellos, afirmaron que este año tratarían el tema.

Sin lugar a dudas, será el 2010 el año que traiga los derechos tan anhelados, a pesar de todas las reacciones adversas, que muchas veces rozan la incoherencia. Por un 2010 con Derechos, y sin discriminación.

Por un 2010 con Derechos con los mismo nombres

¡salud!

Por Nano

Mientras que nuestros legisladores suspenden el tratamiento del proyecto de ley temerosos ante la inminente maldición de las siete plagas de Egipto por parte de la Iglesia Católica, del otro lado del océano atlántico, hay un hecho que ha movlizado a grupos de activistas. Un lamentable y triste ejemplo de lo que sucede, cuando el Estado le da la espalda al ciudadano.

José Luis González Farrais es un ciudadano español que mantenía una relación estable y de convivencia efectiva con un integrante del ejército español. Ambos convivían en un inmueble que pertenece al Departamento de Defensa de España, por el cual abonaban un alquiler. En 2001 la pareja de José Luis, quien padecía leucemia, muere. Nunca tuvieron la oportunidad de casarse puesto que es España, la reforma de la ley de matrimonio, se sancionó en 2005.

“Yo no pido que me den nada. Sólo quiero un trato igual al que se ha dado a los demás vecinos. ¿Por qué a mí no me venden la casa como al resto de personas?“,

Un tiempo atrás, el departamento de Defensa comenzó a vender los departamentos a sus inquilinos, y fue entonces cuando José Luis pidió tener la misma oportunidad que sus vecinos. Allí comenzó un largo camino judicial, por el cual Jose Luis ha presentado un recurso de amparo por ver vulnerado su derecho a la igualdad:

La orden de desalojo llegó antes que el Tribunal Constitucional se pronunciara sobre el recurso de amparo presentado por José Luis, y finalmente, fue literalmente arrastrado puertas afuera, como podrán ver en este video que publica Diario el Mundo.

Mientras tanto, nuestros legisladores, continúan postergando el debate. Mientras tanto, nuestros legisladores, siguen dando la espalda.

Por Nano

La noticia llegó por varios medios. Se puede consultar en El Cronista, Infobae, y AG Magazine

Sin nombre

El gobernador de la Provincia de Buenos Aires, se mostró un poco a favor, y un poco en contra sobre el matrimonio de las parejas del mismo sexo. Ustedes de preguntaran ¿cómo es esto? Y es que, fiel a su estilo de "hablo mucho y no digo nada" (ni hablemos de hacer…) el gobernador ambivalente dejo en claro (o no tan en claro) cual es su postura. En una entrevista en el programa El Oro y el Moro, que conduce Oscar González Oro (¿casualidad?) demostró la concatenación lógica y coherente que lo lleva a postular que matrimonio es igual a la suma de un hombre con una mujer. Una ecuación fácil, sencilla y limpia de connotaciones. En efecto, estas fueron sus palabras: "La definición de matrimonio la vinculo a familia, matrimonio, a la unión hombre-mujer". De todas maneras, dijo reconocer las libertades individuales y sentir un "profundo respeto". Es decir, nos respeta profundamente, dejando bien en claro, que las parejas de mismo sexo no constituyen una familia (algún libro para el gobernador… que lea y después opine).

"La definición de matrimonio la vinculo a familia, matrimonio, a la unión hombre-mujer".

Notese, además, su asociación: la definición de matrimonio, la asocia a matrimonio. ¿No es genial este tipo? Brillante. Sinceramente, un erudito. Y no termina ahí; no tuve oportunidad de escuchar el programa que emite por la mañana Radio 10, pero no sé si su conductor le peticionó al Sr. Gobernador una lluvia de ideas o un torbellino de palabras… O si por el contrario, el ex vicepresidente se estaba tomando una sopa de letras o se estaba clavando un vaso con algún contenido que no se puede comprar después de las 23 Hs, porque prosiguió: "En el tema matrimonio tengo la visión: vínculo, pareja, convivencia, derecho, unidad civil". Habría que preguntarle a Karina, mientras nos perfuma la nota.

De todos modos, me resulta simpática la estructura de pensamiento (aunque básica) de Daniel. Quiero probar como funaciona: "La definición de voto la vinculo a soberano, representación… es decir, yo soberano le doy mi voto para representarme"… Creo que acabo de descubrir a quién NO voy a votar en las próximas elecciones…

Pero… ¿en qué quedamos Gobernador? Agradecemos su respeto, pero además necesitamos apoyo político… evidentemente, con usted no podemos contar.

No es de extrañar que el gobernador bonaerense tenga serios problemas conceptuales: para alguien que cree que la inseguridad desmedida en su propia provincia es una "sensación" o una "ola", es coherente que crea que el derecho al matrimonio es únicamente para parejas heterosexuales…. Para el resto, les mando una "sensación" de matrimonio y una "ola" de respeto. Y todos felices.

Todos aquellos que no somos hetero-normales, estamos viviendo un momento tanto histórico como importante. Y no es importante sólo para los que formamos (activamente o no) la comunidad GLTTB, sino para todos los ciudadanos que conformamos esta sociedad, la cual está a un paso de convertirse en una sociedad más integrada, justa e igualitaria.

El tratamiento del proyecto de reforma del Código Civil, y el reciente fallo de la jueza Gabriela Seijas, son cuestiones que han puesto sobre la mesa el reconocimiento de los que siendo diferentes, estaban por fuera de ley y desprotegidos por el Estado. Estos dos momentos, sumado a que la pareja formada por los activistas Alex Freyre y José María Di Bello ya poseen fecha para celebrar su matrimonio, son la perfecta muestra, que esta sociedad está en el momento oportuno para dar un paso adelante.

Sin embargo, no todos tienen ganas de una sociedad plural e integrada. Por el contrario, grupos conservadores, y la mayoría relacionados con la Iglesia Católica, se han mostrado en contra del fallo de la jueza Seijas, y han intentado revertir la situación. La Asociación de Abogado Católicos y el Colegio de Abogados presentaron recurso de amparo, mientras que el penalista Pedro Andereggen presentó un pedido de nulidad para frenar la medida.

No se trata de un capricho, ni de un reclamo absurdo. Es el la lucha por el reconocimiento como ciudadanos, como parte de esta sociedad, como actores sociales que hoy por hoy, estamos por fuera de la ley, no por criminales, sino porque la ley no nos integra, y el Estado nos deja al margen. Las críticas al fallo de la jueza Seijas podrán ocupar cientos de hojas, las observaciones técnico-jurídicas que se le puedan observar hasta podrán ser válidas, pero hay algo que es innegable, y a la vez, inadmisible dentro de una sociedad igualitaria: es la inconstitucionalidad en la que está incurriendo el Estado que no reconoce los derechos de sus propios ciudadanos.

Mientras que abogados conservadores hacen lo imposible para que no se produzca el legítimo matrimonio entre dos personas del mismo sexo el próximo 1ero de Diciembre, la Iglesia introdujo un poco de presión entre los legisladores. Prueba de esto último es el reprochable comportamiento de varios legisladores que no dieron quórum en la última reunión de las Comisiones que discutían el Proyecto de Ley. Sobre este penoso y muy criticable suceso, recomiendo que lean esta nota que el periodista José Luis Jacobo de Mar del Plata, mantuvo con el periodista Bruno Bimbi quién lleva una cobertura excelente y muy precisa de este tema.

 

 

Etiquetas de Technorati: ,,,,

ADLa decisión de no apelar el fallo de la jueza Grabiela Seijas por parte del Jefe de Gobierno porteño Mauricio Macri puso los pelos de punta a más de un conservador. Pero si hay alguien que se lleva todos los premios, es el Cardenal Bergoglio, arzobispo de Buenos Aires, quien salió corriendo de la catedral con la casulla al viento a querer poner orden moral en medio se semejante herejía.

EL señor mayor que viste con estola, generalmente color púrpura, se habría sentido "sorprendido" por la decisión de Mauricio "Pro" de no apelar, e insinuó que estaría incurriendo en una falta en sus deberes como "guardián de las leyes". Como es típico de los representantes de la Iglesia Católica, intentan influir en las decisiones del gobierno. No es de ahora, claro; es un comportamiento que los destaca hoy, pero es un vicio que se han tomado desde que pisaron continente americano.

Como es de esperar de este tipo de clérigos conservadores, han comenzado a movilizar otros sectores del palo para lograr que el próximo 1ero de Diciembre los activistas Alejandro Freire y José María Di Bello, no concreten el primer matrimonio entre dos personas del mismo sexo, que será el primero en materializarse en Argentina, y en el resto de América Latina. La técnica a la que recurrió el purpurado fue precisamente, la única para la que está habilitado: sermonear.

Entonces, nerviosismo mediante, hablan del apocalipsis de la sociedad, de la crisis de valores, de la destrucción de la familia. Que Dios no nos quiere por ser enfermos y que la biblia nos castiga. Pero no pequemos (¿) de insensibles. Entiendan a este señor mayor, que lee latín y griego, que usa ropa de hace 1.500 años, que camina con un bastón que no necesita, y que además, se hace besar el anillo (cosas raras si las habrá). ¿Cómo va a entender de que se trata? Antes que nada, y por encima de todo, está el dogma. ¿Pero hasta qué punto la iglesia, y todos los sectores conservadores asociados a ella no son capaces de presionar para detener el debate?